Contenido audiovisual seguro para niños

Contenido audiovisual seguro para niños

Estos días es noticia el lanzamiento de YouTube Kids en España. Aprovechamos esta coyuntura para hablar del consumo seguro de contenido audiovisual por parte de los más pequeños.

YouTube Kids ha llegado estos días a nuestro país, con lo que los niños amplían su lista de opciones para acceder a contenido audiovisual adecuado (Hometube, JuniorTube, Vine Kids, Kids Safe Video Player). A propósito de un post publicado en este espacio hace tiempo y de la opinión que tenemos sobre este tipo de herramientas, nos gustaría volver a compartir una reflexión con vosotros:

Independientemente de que haya aplicaciones que proporcionan acceso a contenidos filtrados, que facilitan la tarea de selección a los mediadores, hay que acompañar a los niños en edades tempranas cuando estén accediendo a ellos, e irlos formando para que puedan hacer un uso autónomo y crítico en edades posteriores.

Este tipo de herramientas ofrecen a los adultos una falsa percepción de seguridad total, puesto que, aunque no se puede cuestionar su utilidad e interés, la tecnología no puede mantener a los pequeños a salvo de forma absoluta. De hecho, tal y como os comentamos en su momento, hay mucho contenido que incorpora publicidad que se utiliza para influenciar al público infantil como, por ejemplo, el unboxings de juguetes.

Igual que seleccionamos las películas infantiles que les ponemos o que les llevamos a ver al cine y los programas de televisión más adecuados a su edad y más alineados con los aprendizajes y valores que queremos transmitirles; hemos de acompañarlos en el uso de este tipo de aplicaciones para determinar la adecuación de los contenidos que ponen a su alcance. Aunque nos ayudemos de la tecnología para prevenir riesgos de nuestros menores, no debemos delegar en ella una responsabilidad que nos corresponde como adultos.

También es recomendable establecer una serie de reglas básicas en torno a los tiempos y lugares de uso para evitar que los chicos estén conectados a todas las horas del día (especialmente las nocturnas y las académicas) o en situaciones de socialización familiar como las comidas, y así prevenir ansiedades indebidas, trastornos del sueño, descensos del rendimiento escolar e, incluso, adicciones. YouTube Kids, por ejemplo, incorpora entre sus funcionalidades un temporizador que puede ser muy útil.

En el momento actual, tenemos que promover interacciones naturales y progresivas de nuestros niños con la tecnología, pero también educarlos en su uso, aunque los controlemos y monitoricemos para una mayor tranquilidad.

Pues lo dicho, ya está aquí el Youtube de los niños (disponible en la Apple Store y en Google Play). Os dejamos con unas primeras impresiones.

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario