YouTube Kids empieza a dar problemas

Youtube Kids

Diez organizaciones de consumidores y de protección de la infancia solicitan a la Comisión Federal de Comercio de los EE. UU. (FTC) que investigue Youtube Kids por contener publicidad considerada inadecuada por los mecanismos de mezcla entre publicidad y contenidos que utiliza para influenciar a su público infantil.

 

Tal y como hemos comentado, uno de los contenidos estrella de la web son los vídeos. Este interés motiva el acceso de los navegantes a herramientas y redes en las que estos están presentes, se comparten. Entre todas ellas, todos lo sabemos, Youtube brilla con luz propia. Este sitio web, que en 2006 fue adquirido por Google, constituye un fenómeno en sí mismo, con unas cifras de subida de vídeos de escándalo y con unos índices de visita de vértigo.

Los menores también se sienten muy atraídos por este tipo de entornos web. A través de ellos comparten sus vídeos caseros y consumen todo tipo de contenidos relacionados con sus gustos musicales, cinematográficos, deportivos, etc. Este hecho constituye una enorme preocupación para los adultos, puesto que este enorme escaparate no restringe su acceso a contenidos inadecuados para su edad.

En este sentido, se han desarrollado herramientas específicas para el público infantil como HomeTube, JuniorTube y Vine Kids, y hace unas semanas vio la luz Youtube Kids. En su momento no nos hicimos eco de esta iniciativa porque sólo estaba disponible en EE.UU., pero vamos a aprovechar la polémica que la está ha salpicado estos días para hablar de ella, y para recordar una idea que hemos tenido muy presente cada vez que hemos hablado de este tipo de desarrollos: independientemente de todas las precauciones que se tomen, hemos de educar a nuestros menores en el uso de este tipo de servicios, y prevenirlos de los riesgos potenciales de la Red.

Youtube Kids es el primer producto de Google orientado totalmente al público infantil, y surge con el objetivo de facilitar a las familias acceso a contenidos seguros y de calidad. Youtube Kids tiene una estética de iconos e imágenes grandes aunque conserva muchos de los elementos de la versión clásica, e incluye diversas opciones de control parental. Entre ellas llama la atención el temporizador, una funcionalidad que permite controlar los tiempos de consumo de contenidos, y que surge de la recomendación de expertos en educación.

 

 

A pesar de estas prevenciones, estos días hemos podido leer en la prensa que diez organizaciones de consumidores y de protección de la infancia han firmado una petición para solicitar a la Comisión Federal de Comercio de los EE. UU. (FTC) que la investigue  por contener publicidad considerada inadecuada por los mecanismos de mezcla entre publicidad y contenidos que utiliza para influenciar a los niños.

Según los denunciantes, Google está mostrando publicidad específicamente dirigida al público infantil dentro de los vídeos que este público visualiza a través de la aplicación; una publicidad que no aparece especificada y que difícilmente este público puede identificar como tal, algo que, tal y como estas organizaciones afirman, constituye una práctica ilegal, y que también es aplicable a vídeos generados por los propios usuarios por encargo de los anunciantes como, por ejemplo, algunos unboxings de juguetes.

Aunque habremos de esperar para ver en qué queda todo esto, no olvidemos que, tal y como avanzábamos, la mejor forma de proteger a nuestros menores de este tipo de prácticas es formándoles en el uso de este tipo de servicios, y previniéndoles de los riesgos potenciales de la Red.

 

Fuente: Reuters.

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario