Es beneficioso que los padres (hombres) lean en voz alta a sus niños

Es beneficioso que los padres (hombres) lean en voz alta a sus niños

Está demostrado que la lectura en voz alta tiene un efecto directo en el desarrollo del lenguaje y la alfabetización de los más pequeños. A esta afirmación, añadimos los datos de un estudio realizado por Elisabeth Duursma, especialista en Psicología de la Educación y Educación Infantil, que muestran que los resultados varían dependiendo de si los lectores son los padres o las madres de los pequeños.

En los orígenes de este blog, hablamos de la influencia la omnipresencia femenina en el mundo de la lectura en el desarrollo lector de los niños, a partir de un estudio del autor británico de literatura infantil Jonathan Emmett. Pues bien, hoy recordamos este interesante y curioso tema a tenor de los resultados de un estudio que muestran que, a pesar de que las madres leen más a sus hijos que sus padres, los efectos de la lectura de estos últimos son muy significativos.

Según este informe, la lectura en voz alta por parte de los padres tiene un efecto notable en las habilidades del habla y las capacidades cognitivas de los pequeños de entre veinticuatro y treinta y seis meses; mientras que en el caso de los niños a los que les leen sus madres estos efectos no se hacen notar has los treinta y seis meses.

Las razones apuntadas son varias:

  • La primera es muy obvia, ya que cuanto más se lee a los niños mucho mejor; es decir, si en una familia les leen tanto la madre como el padre, la exposición a la lectura es mayor y, por lo tanto, se consigue un mayor beneficio.
  • También se apuntan los diferentes estilo que madres y padres tienen a la hora de leer. El de los padres, según este estudio, les ofrece fórmulas alternativas de conocer una historia que enriquecen su proceso de aprendizaje.
  • Según este estudio, los padres utilizan un lenguaje más completo y complejo que las madres cuando leen a sus pequeños, lo que deriva en un mayor beneficio en la adquisición del lenguaje por parte de los niños y niñas.
  • Además, según este estudio, los padres son más propensos a charlar e interactuar más con los pequeños durante el acto de lectura, lo que tiene un efecto directo en el desarrollo del lenguaje.

En definitiva, la frecuencia, la calidad y la interacción en la práctica de la lectura se muestran como aspectos clave en el desarrollo del lenguaje y de las capacidades de alfabetización emergente de los pequeños.

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario