Más feliz que una perdiz, no; más feliz que un lector

Más feliz que una perdiz, no, más feliz que un lector

Más feliz que una perdiz, no; más feliz que un lector. Al menos, eso es lo que concluye un estudio de Amazon elaborado por Kelton Global.

No es la primera vez que hablamos en este espacio sobre los beneficios de la lectura sobre la salud. Un nuevo estudio viene a confirmar, una vez más, que la lectura hace al lector más feliz. Y también puede ayudarle a conectarse con otras personas y mejorar sus relaciones. La consulta se ha realizado en trece países de todo el mundo.

Según los resultados de esta encuesta, el 71% de los lectores frecuentes se sienten más felices, frente al 55% del resto de lectores. El aumento de la relajación, entre otros efectos positivos de la práctica lectura, puede ser la razón por la que un lector frecuente se siente más feliz que un lector ocasional o un no lector.

Muchos de los encuestados (45%), además, sitúa entre sus objetivos de desarrollo personal para este año leer más. Para ello, un gran porcentaje (70%) ha admitido que ha eliminado o postergado el desarrollo de otra actividad para poder leer. En algunos zonas, incluso, se le da prioridad frente a sueño o la pérdida de peso.

Además, la lectura contribuye a mantener conversaciones significativas y formar conexiones más profundas con otros. Así, la mayoría de los lectores (81%) espera discutir al menos un aspecto de su lectura con otros y otro tanto (45%) siente que la lectura le ha dado algo importante para discutir con otros.

Muchos (80%) leen para mejorar sus relaciones personales. Y la lectura es el componente clave de muchas relaciones sentimentales. El 41% de las personas encuestadas afirma que hablar de libros fue una de las cosas que le hizo enamorarse de su pareja. Y, creedlo, casi un tercio se cuestionaría su relación en función de los tipos de lectura que eligiera su pareja o si fuera no lectora.

 

Fuente: Amazon.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario