Nuevas evidencias de la necesidad de enseñar a leer en digital en la infancia

Nuevas evidencias de la necesidad de enseñar a leer en digital en la infancia

Un estudio liderado por investigadores de la Universidad de Valencia ofrece nuevas evidencias de la necesidad de enseñar a leer en digital.

Estos días hemos visto en varios medios referencias a un informe sobre lectura en papel, lectura digital y comprensión lectora. El estudio ha estado liderado por investigadores de la Universidad de Valencia. Y sus resultados se han publicado en Educational Research Review. Los titulares de la prensa han subrayado la efectividad de la lectura en papel frente a la lectura digital. Para nosotros, este documento no hace sino ofrecer nuevas evidencias de la necesidad de enseñar a leer en digital.

¿No es obvio que resulte más efectivo leer en papel si tenemos presente el concepto de lectura que impera? ¿Cuánto tiempo lleva la lectura digital en nuestras vidas? ¿Qué promoción y trabajo se ha hecho, se está haciendo con la lectura digital? Cada vez es más palpable la necesidad de nuevas fórmulas para promocionar y trabajar la lectura en general. Pero especialmente en la infancia. De hecho, el informe subraya cómo el impacto en la comprensión en función el formato es más marcado en la adolescencia que en la edad adulta.

Y si tenemos presente la creciente introducción de medios digitales en entornos escolares, la necesidad se hace más imperiosa. Hay que analizar las prácticas de lectura digital en relación con la comprensión lectora y el aprendizaje. Y buscar fórmulas efectivas para dotar a los niños y jóvenes de habilidades para la lectura digital.

Al frente de esta investigación han estado Pablo Delgado, Cristina Vargas y Ladislao Salmerón, de la Facultad de Psicología de la citada universidad. Han contado con la colaboración de Rakefet Ackerman, del Institute of Technology de Israel. Y con la confinanciación del proyecto europeo COST E-READ y del Ministerio de Economía y Competitividad. El informe se ha elaborado a partir de datos de más de 170.000 personas de más de diez países diferentes.

Fuente: ScienceDirect.

Artículos Relacionados

% Comentarios (1)

Dejar un comentario