Lectura recomendada: Zapatos, zapatitos y zapatones (con RA)

Zapatos, zapatitos y zapatones con Realidad Aumentada

Parramón se adentra en el universo de posibilidades que ofrece la tecnología para la creación nuevas propuestas literarias para público infantil con la obra Zapatos, zapatitos y zapatones de Jordi Palet y Ester Llorens. Una lectura enriquecida con Realidad Aumentada.

 

No es la primera vez que damos cuenta de propuestas de lectura con Realidad Aumentada. Historias de ficción y de no ficción para público infantil y juvenil han enriquecido sus formatos impresos incorporando esta tecnología. Hoy nos hacemos eco de una obra de la Editorial Parramón que ha llegado a nuestras manos recientemente. Se trata de Zapatos, zapatitos y zapatones de Jordi Palet y Ester Llorens.

La propuesta, que nosotros recomendaríamos para lectores a partir de seis años, resulta, en conjunto, muy atractiva. La historia se construye a partir de un encuentro de un zapatero con un ogro que le perdona la vida a cambio de unas botas mágicas nuevas. La misión, harto difícil, se complica además con el resto de encargos que empieza a recibir el zapatero.

La obra está dividida en capítulos, en cierta medida autoconclusivos. A lo largo de sus páginas, el lector se encontrará con personajes conocidos: desde el ogro de Pulgarcito, al Gato con Botas, pasando por el padre de las doce princesas bailarinas; hasta llegar a la Cenicienta y los duendes del zapatero.

Tal y como avanzábamos, las páginas de esta historia están enriquecidas con Realidad Aumentada. Para su disfrute, el lector habrá de descargarse una aplicación de la Apple Store o Google Play; abrirla y enfocar sus dibujos. La aplicación activa sonidos, anima las imágenes y da vida a personajes sorpresa que no aparecen en las páginas del libro.

Además, la obra incorpora otras sugerencias para el lector: escribir y colorear sus páginas; también recordarlas y realizar manualidades para participar en la historia activamente, decorando el escaparate del protagonista o vistiéndolo tanto a él como a su acompañante para ir a un baile de gala, emulando el tradicional juego de los recortables; entre otras propuestas.

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario