Bloggers, booktubers y ahora bookstagrammers: distintos e iguales

Bloggers, booktubers y ahora bookstagrammers: distintos e iguales

Los booktubers dejan paso a los bookstagrammers, la nueva tendencia en la promoción la lectura entre los jóvenes a través de las redes sociales.

Las redes sociales son nuestro ecosistema digital, el espacio en el compartimos nuestras vidas, nuestros intereses, nuestros gustos musicales, deportivos… y, por supuesto, lectores. Este hecho es especialmente significativo entre los jóvenes y ha motivado fenómenos como el de los booktubers, que se han convertido en los prescriptores de literatura juvenil por excelencia del momento. Ahora, este fenómeno ha traspasado fronteras digitales y ha llegado (como era de esperar) a Instagram, otra de las redes sociales que ocupa una top position entre el público juvenil, donde ha surgido un nuevo fenómeno que viene pisando fuerte: los bookstagrammers.

 

 

Bloggers, booktubers, bookstagrammers… distintos e iguales. Todos ellos responden a unas características comunes: son muy lectores y les gusta compartir sus lecturas, y para hacerlo utilizan los canales que tienen como referencia (las redes sociales) y a través de los cuales se comunican habitualmente (aunque seguro que también lo hacen en su día a día analógico). Destacan por la pasión, la originalidad y la creatividad con la que viven y con la que comunican su amor por la lectura y tienen el poder que otorga el hacerlo entre iguales (una herramienta poderosa de prescripción a cualquier nivel, el boca a boca).

Las preguntas y las inquietudes que, en ocasiones, surgen en torno a estas nuevas figuras prescriptoras en algunos sectores del libro no van a hacer que frenen su marcha (al contrario, suelen reforzarla) y es algo digno de admiración. Estos chicos hacen lo que todos los buenos profesionales del sector del libro: intentar trasladar a otros la pasión por la lectura, base de toda la cadena de valor del libro. Y cuando más nos acerquemos todos a esta misión, más favorecidos nos veremos, porque habrá más lectores, que es lo que todos queremos. Así que pongamos la mirada en estos chicos, impregnémonos de su naturalidad, de su frescura, aprendamos de sus estrategias, aspectos con los que consiguen enganchar al público juvenil (que no es «moco de pavo»).

Aquí os dejamos algunas recomendaciones:

@youngadultbookaddict

@britbookboy

@subwaybookreview

@beautiful.bibliophile

@bookstagramarg.

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario