La importancia de la lectura en la infancia, por María José Madarnás

La importancia de la lectura en la infancia

María José Madarnás, editora de Maternidad Fácil, el blog sobre maternidad y educación, reflexiona sobre la importancia de la lectura en la infancia.

 

La importancia de la lectura en la infancia

Uno de los mejores hábitos que podemos inculcar a nuestros hijos es el de la lectura. Contar cuentos a nuestros pequeños, enseñarles a disfrutar de un libro, incluso antes de que puedan reconocer las letras, a través de las imágenes y los colores, tendrá muchos beneficios para ellos a corto y largo plazo.

De ahí la importancia de invertir tiempo en crear el interés en la lectura desde temprano. Los libros son ventanas a la imaginación, en los que los niños pueden viajar y dejar volar su mente. Estimular la creatividad ayudará a que en la vida adulta nuestros hijos sean más hábiles a la hora de resolver problemas y situaciones que requieran una reflexión que se salga de los cauces habituales.

Además, la lectura permite que el niño aprenda a expresarse mejor. La lectura estimula una mayor adquisición de lenguaje, lo que permitirá al niño tener una mayor habilidad para expresar sus ideas y facilitando también el aprendizaje de otras áreas de conocimientos a medida que se desarrolla gracias a una mejor comprensión lectora.

Los sentimientos y la empatía

Otro de los grandes beneficios de la lectura en los niños es que, a través de las aventuras de los personajes de las historias que lee, puede aprender sobre los sentimientos y las emociones, algo que le ayudará a procesar y comprender mejor las emociones que él mismo experimenta y haciéndolo más empático con los demás.

Los niños lectores desarrollan una mayor comprensión de su entorno y una mayor facilidad para exteriorizar lo que les preocupa. Además, en la lectura los padres podemos encontrar un vehículo para hablar con nuestros hijos de una gran variedad de temas, de permitirles expresar sus opiniones respecto a cuestiones complejas a través de los personajes de los libros, de sus acciones y de cómo deberían actuar o no según una escala de valores que se les inculca en casa.

El libro es un instrumento para explorar

Cuando se inculca el hábito de la lectura al niño no es cuando este empieza a reconocer las primeras palabras, sino mucho antes. La lectura en voz alta es muy importante para que los niños empiecen a explorar las múltiples posibilidades que un libro puede ofrecerles.

Cuando los niños empiezan a leer es importante ofrecerles apoyo, pero no se les debe presionar a que lean constantemente. Lo mejor es que el niño encuentre libros que le interesen y que poco a poco sea él quien quiera abrir un nuevo libro. Para ayudarlos podemos dedicar un momento al día para leer algo con ellos o para hablar sobre lo que han leído ese día, interesándonos por sus progresos.

De esta forma el niño percibirá al libro como un instrumento para navegar por mundos diferentes y para divertirse. Verá la lectura como una forma de relacionarse de manera positiva con sus padres y creará un hábito que lo beneficiará a largo plazo.

Lo mejor que podemos hacer los padres es predicar con el ejemplo. Que nuestros hijos nos vean leer y disfrutar de la lectura es la mejor manera de animarlos a que ellos también se sumerjan en los libros.

 

María José Madarnás es editora del blog Maternidad Fácil.

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario