5 razones de peso para escribir a diario

5 razones de peso para escribir a diario

La lectura y la escritura son actividades complementarias. A menudo, nos centramos en resaltar los beneficios de la primera. Hoy revisáremos algunas razones de peso para coger un bolígrafo o ponerse al teclado a diario.

Hoy día casi todo el mundo practica la escritura a diario. La Red y los dispositivos móviles han fomentado esta actividad notablemente. Hoy compartimos con vosotros algunas razones de peso para practicar esta actividad a diario.

En primer lugar, la escritura ayuda a estructurar y concretar pensamientos. Este hecho tiene diferentes beneficios asociados. Por una parte, ayuda a mejorar la comunicación. Tener la ideas claras aporta seguridad y genera un mayor nivel de efectividad en la comunicación con los demás.

Por otra parte, la escritura ayuda a organizarse y alcanzar metas. Poner un objetivo por escrito contribuye a materializarlo. Y cuando se habla de escritura creativa, se plantea como necesario estructurar el texto, llevar archivos de personajes y escenarios para poder capaz de hilvanar acontecimientos a lo largo de la narración…

La escritura también refuerza la adquisición y la consolidación de conocimientos. Por ejemplo, a través de la toma de notas durante los procesos de aprendizaje. Pero también en la práctica de la escritura creativa, a la que están asociados procesos de documentación sobre el tema que se quiere tratar; la tipología y los rasgos de los personajes que se están creando…

La lectura puede ayudarnos a relajarnos y a afrontar situaciones difíciles, así como a socializar.

La escritura fomenta las relaciones sociales. Especialmente a través de la Red. A través de los posts, los tweets… los usuarios de las diferentes redes sociales conocen gente nueva con sus mismos gustos e intereses. Y si se están dando los primeros pasos como escritor, esta afición lleva (como otras) a conocer personas con la misma inquietud creativa.

Además, la escritura es una actividad relajante. Al escribir, la respiración se ralentiza y el corazón baja sus pulsaciones, al tiempo que se ponen en marcha áreas del cerebro relacionadas con la memoria y la reflexión. De hecho, puede ayudar a afrontar situaciones difíciles. Tal y como informa Lecturalia, hay un estudio que demuestra que personas despedidas que dedicaron un tiempo diario a escribir, tardaron mucho menos tiempo en conseguir un nuevo trabajo que las que no lo hicieron; y, además, sufrieron menos problemas derivados de la situación (depresión, dependencia…).

¿Qué os parece? ¿Queréis compartir con nosotros los beneficios que os ha proporcionado la práctica de la escritura?

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.