La pluma, más poderosa que el teclado en el aprendizaje

ordenador_cuaderno_blog_EYuste

La presencia de tecnología en entornos educativos va en aumento: ordenadores, tabletas, pizarras digitales… Su interés y su potencial son innegables, pero para que estas herramientas se conviertan en aliadas del aprendizaje es necesario ser críticos y tener presentes los cambios metodológicos que implica su incorporación al aula, puesto que muchos estudios muestran sus inconvenientes.

Hoy nos hacemos eco de una investigación llevada a cabo por Pam A. Mueller, de la Universidad Princeton, y Daniel M. Oppenheimer, de la Universidad de California, Los Ángeles, cuyos resultados se han publicado recientemente en la revista Psychological Science (PSS), que muestra los inconvenientes de tomar apuntes con el ordenador en el proceso de aprendizaje.

Se ha debatido mucho sobre las distracciones que provocan los ordenadores u otros dispositivos electrónicos (smartphones, tabletas…) y las dificultades que suponen en la capacidad de atención. Ahora, Mueller y Oppenheimer han demostrado que el acto mecánico de teclear, en contraposición a la escritura manual de notas, mueve al estudiante a tomar apuntes sin seleccionar ni jerarquizar el interés de la información que transcribe; y sin activar los mecanismos mentales de atención y retentiva.

Para el desarrollo de su investigación, Mueller y Oppenheimer llevaron a cabo varios experimentos, en los que dividieron a un grupo de estudiantes en dos (uno que tomó notas a mano y otro con el ordenador), les dictaron una conferencia y, finalmente, les hicieron una prueba sobre los contenidos (de forma inmediata y tras el transcurso de un tiempo de estudio).

Ambos grupos consiguieron resultados similares en lo que respecta a la recuperación de datos, pero en el plano más conceptual se observaron marcadas diferencias que, según los autores, ponen en evidencia un procesamiento cognitivo más superficial y un aprendizaje de calidad inferior en el caso de los estudiantes que tomaron notas con un ordenador.

Podéis acceder al artículo completo a través de este enlace.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario