Tabletas digitales en bibliotecas: primeros pasos

Tabletas digitales en bibliotecas: primeros pasos

El auge de los teléfonos inteligentes y las tabletas digitales plantea a las bibliotecas el reto de aprovechar las funcionalidades de este tipo de dispositivos móviles para poner al alcance de sus usuarios contenidos y servicios mejorados y novedosos, fomentar su conocimiento y las destrezas en su uso, así como proporcionarles contenidos de calidad en formato digital.

Desde hace años las bibliotecas están liderando distintos tipos de experiencias con dispositivos móviles como las tabletas digitales, que tienen la capacidad de conectar el entorno físico con el entorno digital, y ampliar la información a nuestro alrededor.

Estas propuestas están sirviendo como modelo a otras bibliotecas con intereses afines. Pero más allá del entorno bibliotecario, museos, librerías (u otros espacios comerciales)… también están sacando partido de la tecnología móvil de muy diversas formas. Conocer su enfoque y resultados es de gran interés para los profesionales del sector.

Con este objetivo, hace unos días tuvo lugar una formación dirigida a los bibliotecarios de la Comunidad de Madrid. Durante cinco días, un grupo de veinte profesionales abordaron un amplio programa en torno a las posibilidades de las tabletas digitales en bibliotecas diseñado por los miembros del equipo de Dosdoce.com: Javier Celaya, Maribel Riaza y Elisa Yuste.

Desde el origen de los dispositivos móviles, los tipos de apps que existen, criterios de análisis y selección y plataformas de distribución de apps, a ejemplos de las mejores aplicaciones que podemos utilizar en la biblioteca, pasando por las mejores herramientas de creación de apps disponibles en el mercado en el momento actuallas posibilidades de la Realidad Aumentada.

El taller, en línea con las formaciones que el equipo de Dosdoce.com está dando a profesionales del sector de toda España, tiene un planteamiento eminentemente práctico, con el objetivo de que todos los participantes conozcan en profundidad la tecnología y puedan implementarla en su desempeño profesional.

De ahí que los bibliotecarios que asistieron a este taller crearon sus propias aplicaciones e hicieron sus propios desarrollos con Realidad Aumentada para mostrar a sus usuarios sus servicios y desarrollar actividades con ellos.

La experiencia nos ha demostrado que nada mejor que el propio profesional al pie del cañón, con experiencia diaria y directa con el usuario, para sacar el mejor partido a estas nuevas tecnologías, y dotarlas de usos prácticos e innovadores que de otra forma no llegarían a este ámbito.

Esta formación viene a complementar la labor que dentro de la Comunidad de Madrid realiza el grupo de trabajo interno “Tableteando”, compuesto por bibliotecarios, que se reúne semanalmente para compartir información, experiencias y trabajar en equipo para incorporar las tabletas dentro de la actividad de la biblioteca.

Está previsto que para el mes de septiembre otro grupo de bibliotecarios pueda acceder a esta formación para estar en mejores condiciones de ofrecer nuevos servicios a sus usuarios.

 

Fuente: Dosdoce.com.

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario