Leer es sexy

Leer es sexy

La imagen del lector se ha visto muchas veces empañada por prototipos poco atractivos. El entrenador de baloncesto John Wooden identificó varias razones que rebaten esta idea infundada y justifican que leer es sexy.

 

En cinco años serás el mismo salvo por la gente que conozcas y los libros que leas.

– John Wooden

 

La imagen del lector se ha visto muchas veces empañada por prototipos poco atractivos. El renombrado entrenador de baloncesto americano John Wooden identificó varias razones con las que desmontar esta idea infundada y justificar que leer es sexy.

Leer es sexy porque…

  • El deseo comienza en la mente, al igual que la lectura.
  • La lectura es contacto de mente a mente, de alma a alma.
  • La lectura tiene el poder de sacudirte, transportarte y transformarte.
  • Un libro puede ser un excelente complemento para mirar con coquetería un objetivo.
  • Los libros pueden ser subversivos y peligrosos, llenos de ideas arriesgadas como montar en moto demasiado rápido, en medio de la lluvia, sin casco.
  • Un libro puede trasladar tu espíritu a otro lugar en un momento.
  • Un libro siempre está listo y dispuesto a irse a la cama contigo…
  • … o a tirarse contigo en un un parque, junto al fuego; a meterse en la bañera contigo.
  • La lectura te da material con el que reinventarte a ti mismo.
  • Un libro te encantará y te deleitará, pero tiene autonomía.
  • La lectura te proporciona una doble vida secreta en la que puedes cometer errores gloriosos y arriesgarlo todo donde sea, cuando sea, y sin consecuencias.

A estas ideas, Justine Musk añadió dos más:

Leer es sexy porque…

¿Cómo lo veis? ¿Os convencen estos argumentos?

 

Fuentes: Escritores.org, Justine Musk.

 

Artículos Relacionados

% Comentarios (4)

Pues no del todo, Elisa ( lo de convencer ). La verdad es que me suenan a argumentos un poco forzados, aunque no niego que algunos tienen su aquél. Echo en falta, entre las imágenes, la de la Monroe leyendo el «Ulises», tal vez la más impactante para ilustrar ese binomio lectura+sex.

Querido Alfredo, coincido plenamente con tus observaciones. Los «argumentos» de Wooden están bastante alejados de lo científico, tienen un gran componente de juego. El caso es que estos días he leído varias informaciones relacionadas con el tema, como la de la cuenta en Instagram Hot Dudes Reading, que se ha hecho viral, y esta que trae a la memoria la campaña «Reading is sexy», entre otras, que me han inspirado para recuperar estas líneas y estas imágenes. Gracias por tu aportación, siempre bienvenida, al blog.

Estoy totalmente de acuerdo contigo Elisa, en que se trata de un juego, intentando dar una nueva perspectiva al tema, sea sexy o no lo dejo a criterio de cada uno. Yo sólo puedo aportar que leer es apasionante, me produce grandes satisfacciones, y que ciertamente es un revulsivo frente a la desidia y al aburrimiento, que a mucha gente conduce a plantarse delante de la caja tonta, cada vez más decepcionante; el resto, depende del cristal con que se mire. Me encantan las imágenes

Gracias, Chus, por compartir impresiones. Nos quedamos el titular que apuntas en tu aportación: Leer es apasionante 😉

Dejar un comentario