La lectura entre balbuceos. Reflexiones a partir de un estudio

La lectura entre balbuceos. Reflexiones a partir de un estudio

Un estudio de la Universidad de Iowa reivindica la importancia de leer a los bebés y responder a sus balbuceos durante el acto de la lectura.

Cuando leas a tu bebé, presta atención a sus balbuceos y responde a ellos. Esta es la recomendación que hace un grupo de investigadores de la Universidad de Iowa tras los resultados de un estudio realizado con madres y bebés de un año, que viene a confirmar la idea de que la lectura de libros en las primeras edades está directamente relacionada con el desarrollo del lenguaje.

Para la realización de esta investigación se contó con la participación de treinta y cuatro madres y sus pequeños de un año. Los investigadores eligieron a niños de esta edad por que ya cuentan con cierto repertorio vocal, pueden emitir sonidos silábicos, pero por el momento no emiten ninguna palabra. Durante media hora, las madres interactuaron con sus pequeños en sesiones de diez minutos en las que se realizaron tres actividades distintas: jugar con marionetas, jugar con un juguete y leer un libro.

Los investigadores observaron las interacciones entre las madres y sus pequeños y codificaron las vocalizaciones de estos y las respuestas de sus madres. Los bebés emitían sonidos más parecidos al habla durante la lectura del libro, si se compara con los momentos en los que jugaban con la marioneta o con el juguete. También pudieron comprobar que las madres respondían con mayor asiduidad a los sonidos que emitían sus pequeños y con balbuceos que se parecían mucho más al habla cuando se les leía el libro.

Muchos estudios han investigado la influencia de la capacidad de respuesta de las madres en el desarrollo cognitivo y del lenguaje de sus pequeños. Con los resultados de este estudio no solo se corrobora esta afirmación, sino que se puede afirmar que la interacción durante la lectura a niños que se encuentran en un estadio muy inicial del habla incide directamente en el desarrollo del lenguaje. La lectura y la conversación entre balbuceos pueden ser el andamiaje perfecto sobre el que se sustente un futuro aprendizaje en contextos específicos.

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario