¿Cómo descubrimos y seleccionamos los mediadores las apps para niños?

Cómo descubrimos y seleccionamos los mediadores las apps para niños

El Joan Ganz Cooney Center ha llevado a cabo una encuesta que aporta algunas claves sobre cómo descubrimos y seleccionamos los mediadores apps para niños.

Las tiendas de apps son enormes contenedores de desarrollos en los que resulta difícil encontrar propuestas de calidad. La razón es, por un lado, su tamaño. Y, por otro, que los algoritmos que utilizan para facilitar del descubrimiento de contenidos no responden a criterios de calidad, digamos, científicos. De ahí que hayan surgido iniciativas como AppTK.es, que intentan identificar dentro de esta masa apps de interés y calidad. En cualquier caso, es interesante tener presente cómo descubrimos y seleccionamos los mediadores apps para niños. Por ello, nos hacemos eco de los resultados de esta encuesta* llevada a cabo por el Joan Ganz Cooney Center.

Resultados de la encuesta sobre la cultura familiar en la selección de apps para niños.

Los resultados revelan que, al menos en el entorno familiar, los ingresos son un aspecto determinante del proceso de descubrimiento y selección de contenidos en formato app para niños. Un dato significativo si tenemos en cuenta que no hay variaciones importantes entre el tipo de dispositivos. Y que, tanto las familias con ingresos modestos como las que tienen un nivel de ingresos alto, consideran valiosa la aportación de las apps desde una perspectiva educativa. Así como que los niños de unas y otras utilizan apps con una frecuencia similar.

Por otra parte, los hijos de familias con menos ingresos tienen a su disposición un menor número de apps. Y, además, se trata de apps gratuitas en un porcentaje mayor. Las fuentes de información sobre apps también son, en uno y otro caso, diferentes. La prescripción directa de familiares, mediadores profesionales… es importante en todos los niveles. Pero las familias con mayores ingresos la tienen en mayor consideración que las familias más modestas. Estas últimas, en cambio, tienen muy presente la información disponible en la tienda. Las primeras consideran que esta información tiene muchas flaquezas. Finalmente, el informe subraya que la implicación de los niños también varía. En las familias con ingresos medios y altos tienen un papel equivalente al del adulto. En las familias con ingresos bajos los niños no suelen formar parte del proceso de selección.

Reflexión final en torno a cómo descubrimos y seleccionamos los mediadores apps para niños.

Estos datos ponen en evidencia la importancia de apoyar la tarea de análisis y selección de apps por parte de los mediadores. Por una parte, para evitar que dependan de variables como su poder adquisitivo. Así se favorecerá la equidad en el acceso a contenidos digitales en formato app por parte de los diferentes miembros de la sociedad. Pero también para hacerlos conscientes de que las estrategias de selección pueden ser diferentes en función del público objetivo para una mayor adecuación.

 

* En esta encuesta han participado 1.200 familias con hijos entre los 3 y los 6 años. Podéis ampliar la información en este enlace.

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario