¿Qué prefiere nuestro cerebro? Libros impresos o ebooks

PapelvsEbooks_blog_EYuste

Elegir la lectura que nos acompañará en vacaciones se ha vuelto todavía más complejo desde hace unos años. Más allá del género o la temática, se presenta la elección del soporte: impreso o digital (en eReader, tablet, incluso, smartphone). Los lectores tenemos las ideas bastante claras respecto a nuestras preferencias personales, pero más allá de los gustos y las conveniencias de cada uno, los últimos estudios sobre la lectura en distintos soportes en el campo de la neurociencia y la psicología apuntan a las importantes implicaciones que esta elección tiene. Julian Baggini, en un amplio e interesante artículo para el Financial Times, ha examinado las últimas investigaciones al respecto, en un momento en el que los índices de lectura digital no dejan de crecer.

La neurocientífica Susan Greenfield ha expresado reiteradamente su preocupación por el hecho de que, mientras la tecnología nos lleva a un territorio desconocido, «el cerebro puede estar adaptándose de una manera sin precedentes«. Independientemente de que esto se esté produciendo o no, estos nuevos contextos de lectura nos están haciendo pensar más sobre lo que significa leer: qué hacemos cuando leemos (una lectura profunda, cuando nos sumergimos en un texto; aprendizaje activo, cuando tomamos notas…); qué diferencias hay entre la lectura de libros impresos y la lectura de ebooks (qué leemos en cada uno de los soportes, por ejemplo) y cómo afecta al ritmo de lectura y a la comprensión lectora, las ventajas y los inconvenientes de una u otra.

Baggini apunta que la clave está en lo que se está leyendo y el porqué, así como que tienen mucho que ver los condicionamientos culturales y la motivación, entre otros aspectos. Todos estos estudios ponen en evidencia el abanico de posibilidades que ofrece la lectura, así como la influencia de los hábitos, las modas y la cultura en nuestras preferencias, y pueden ayudarnos a leer mejor. Quizá la verdadera contribución de los ebooks sea hacernos reexaminar todos estos aspectos, afirma el autor. En este enlace tenéis acceso al artículo completo.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario