Las niñas, «P» de pantalla; los niños, «P» de papel

Las niñas prefieren la pantalla, los niños el papel

Un nuevo informe del National Literacy Trust titulado Children’s and Young People’s Reading in 2014 ha revelado que las niñas tienden a leer una mayor variedad de materiales, tanto en lo que respecta a tipologías como a formatos, en especial en pantalla.

 

Un nuevo informe de National Literacy Trust titulado Children’s and Young People’s Reading in 2014 ha revelado un fuerte incremento entre los niños y niñas que leen a diario por placer, así como un aumento de la brecha entre la proporción de niños y la proporción de niñas que disfrutan de la lectura. Las niñas, además de ser más lectoras, tienden a leer una mayor variedad de materiales que los niños, tanto en lo que respecta a tipologías como a formatos, en especial en pantalla.

Según este informe, que recoge la quinta encuesta anual a 32.000 niños y jóvenes de edades comprendidas entre 8 y 18 años en más de 130 escuelas en el Reino Unido, un 46,5 por ciento de las niñas dice leer fuera de clase a diario, frente a un 35,8 por ciento de los niños (en 2013 los porcentajes otorgaban a las chicas un 36,6 por ciento y a los chicos un 28,2 por ciento). Además, el 61,6 por ciento de las niñas tiene una opinión muy positiva de la lectura y disfruta mucho o bastante con ella, en comparación al 47,2 por ciento de los niños (en 2013, 59,8 por ciento las chicas y 47,1 por ciento los chicos).

El informe también ha revelado que las niñas, además de ser más lectoras, tienden a leer una mayor variedad de materiales que los niños, tanto en lo que respecta a tipologías como a formatos (algo que no parece tener que ver con la disponibilidad de dispositivos ni el acceso a Internet, que presenta proporciones muy similares por género). Un porcentaje más alto de niñas que de niños afirma leer en pantalla mensajes instantáneos y de texto, mensajes en redes sociales, correos electrónicos, así como textos en papel de ficción, poesía, revistas. Por el contrario, más niños que niñas dicen leer periódicos, cómics y obras de no ficción.

En cualquier caso, los resultados de este informe ponen de manifiesto un número récord de niños que disfruta de la lectura y un aumento muy significativo de la frecuencia de lectura. La asignatura pendiente parece ser la familia, que se ha mostrado poco consciente de lo importante que es su papel en la consolidación del gusto por la lectura y del hábito lector de sus hijos.

Esta encuesta anual ha sido publicada coincidiendo con varios eventos importantes para dar un impulso a la promoción de la lectura entre los más jóvenes.

Podéis acceder al informe completo a través de este enlace.

 

Fuente: National Literacy Trust.

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario