De pequeños lectores a grandes amantes de la lectura. Lecciones desde China

De prelectores a amantes de la lectura. Lecciones desde China

Aprender a leer no es como aprender a caminar. Desarrollar la habilidad de descifrar un mensaje en un texto, en una imagen… es complejo y requiere de mucho esfuerzo; y transformarlo en un placer o, incluso, en amor a la lectura, implica adoptar un enfoque y una serie técnicas determinadas, pero… ¿cuáles?

Como ya indicamos en un post publicado en este blog, hacer de la lectura un hábito divertido no es sencillo. Nuestras recomendaciones, sobre todo para lectores con cierta edad, giran en torno a una idea básica: la libertad para elegir lo que se quiere leer, cuándo y cómo se quiera leer. Pero, ¿cómo hacer para que los más pequeños acaben descubriendo el placer de la lectura? Aunque no existe una respuesta única a esta pregunta, hay proyectos que constituyen ejemplos de buenas prácticas. Hoy ponemos la mirada en China.

En el gigante asiático, The Stone Soup Happy Reading Alliance (SSHRA), promovida por The Chen Yet-Sen Family Foundation, no se centra en desarrollar las habilidades que se precisan para leer, sino en inculcar el amor a la lectura. Para ello, en escuelas urbanas y rurales repartidas por todo el país, numerosos profesionales se esfuerzan por mostrar a los más pequeños la dimensión personal y emocional de la lectura.

Los principios principios básicos de este programa son: contar con profesionales muy implicadosofrecer acceso a una gran cantidad y variedad de materiales, favorecer las horas de dedicación a la lectura, y desarrollar diferentes acciones en torno a esta práctica, entre las que destacan: la narración oral y el teatro. También ponen mucho énfasis en la implicación de la familia. Un propuesta que, sin duda, merece la pena destacar y que se suma a otros muchos ejemplos de los que iremos hablando en este espacios de reflexión y debate en torno a la lectura. Podéis ampliar la información en este enlace.

 

Fuente: School Library Journal.

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario