Cómo saber si mi bebé me entiende

Cómo saber si mi bebé me entiende

En general, hay adultos que piensan que los bebés los entienden cuando les hablan. Y otros que piensan que no. Esta impresión está en consonancia con la realidad. Pero, ¿cómo saber si nuestro bebé nos entiende?

Cuando hablamos, lo hacemos a una velocidad de entre 120 y 200 palabras por minuto. Entendernos implica que el cerebro del oyente realiza un importante procesamiento de la información. Un proceso que se complica si tenemos en cuenta que el significado de las palabras puede variar mucho según el contexto. Por ello, no siempre entendemos lo que escuchamos. Cuando aprendemos hablar podemos manifestar nuestra incomprensión pero cómo podemos saber si  un bebé nos entiende.

Pues bien, una investigación realizada por un equipo de neurocientíficos ha detectado que hay una señal cerebral que lo indica. Según este informe, el procesamiento de un mensaje genera una señal cerebral única. Esta sirve para identificar si alguien ha entendido o no lo que se le ha dicho. Sólo si esta señal aparece en el cerebro después de que un oyente haya escuchado un discurso, podemos decir que se ha enterado de su significado.

Para llegar a esta conclusión, se registraron a través de electroencefalografías (EEG) las ondas eléctricas que se producen en el cerebro cuando este está procesando información lingüística. A continuación, se analizaron estos registros de actividad cerebral. Y se identificó una respuesta cerebral específica que reflejaba la similitud establecida por el cerebro entre una palabra dada y las que le precedían en el relato escuchado. Esta señal desaparece por completo cuando los sujetos no podían entender el discurso (porque había mucho ruido). O cuando no le prestaban atención.

Este hallazgo podría servir para evaluar la función cerebral posterior a una lesión del cerebro. O la comprensión de instrucciones en trabajos para los que se necesita una gran atención. Asimismo, podría ayudar a la detección precoz de la demencia o a determinar el correcto aprendizaje del lenguaje en bebés.

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario