Beneficios de los audiolibros en la alfabetización

Beneficios de los audiolibros en la alfabetización

El National Literacy Trust ha publicado recientemente en un informe los beneficios de los audiolibros en la alfabetización.

El estudio Lectura de niños y jóvenes en 2019 se basa en su encuesta anual a 56.906 niños y jóvenes del Reino Unido con edades comprendidas entre los 9 y los 18 años. En una de sus primeras conclusiones se apunta que los audiolibros facilitan que niñas y niños accedan a la lectura por sí solos. Además, entre los beneficios de escuchar historias está el que ayuda mejorar la comprensión lectora gracias a la pronunciación y al tono de la locución. Las historias contadas, narradas en voz alta, permiten también conocer una gran variedad de voces, así como diferentes acentos y dialectos.

El aumento del uso de altavoces inteligentes puede facilitar que los niños y niñas se habitúen a oír historias cuando sus padres no puedan leerles en voz alta. Pueden ser una herramienta de interés para facilitar esta actividad clave para crear un hábito lector. Advierten en el informe, no obstante, que la implementación debe hacerse de manera efectiva para que los buenos resultados sean tales.

Los audiolibros pueden ayudar mejor a la construcción del vocabulario y a la formación de la inteligencia emocional.

Según señalan en sus conclusiones, para conocer con mayor acierto los beneficios de los audiolibros se deben hacer más investigaciones en las que se dé predominancia al acto de escuchar en relación a la lectura. Es decir, a cómo escuchar puede apoyar y alentar la afición por la lectura, desarrollar habilidades de lectura o, incluso, actuar como su sustituto en ocasiones concretas.

En cuanto a la relación de escuchar audiolibros y la capacidad de disfrutar, advierten que habría que comenzar a analizar fenómenos como los podcasts y las historias dramatizadas en audio para tener datos más sólidos. De momento, los resultados en este sentido solo se pueden intuir. Sus hallazgos muestran que los niños y niñas de entre 7 y 12 años tienen más probabilidades de escuchar audiolibros después de leer libros electrónicos. Una de las principales razones es que la lectura en este formato les parece “genial”.

Por tanto, se trataría de estudiar los resultados de escuchar audiolibros en todos sus formatos. Y considerarlo como un hilo de unión en la alfabetización, junto a la lectura, la escritura y el habla.

 

Fuente: National Literacy Trust.

Imagen de Freepik.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario