Nacer y crecer rodeados de cacharros no nos convierte en expertos digitales

Nacer y crecer rodeado de cacharros no nos convierte en expertos digitales

Haber nacido y crecido rodeado de cacharros digitales no convierte a los niños y jóvenes en expertos digitales, más bien hace que no se lo cuestionen.

 

La revolución digital ha transformado radicalmente la forma en que los niños (y no tan niños) perciben la realidad. Y en muchas ocasiones se asume falsamente que entienden intrínsecamente las sutiles formas en que las tecnologías modelan su experiencia, cómo influyen en su identidad personal, o cómo son capaces de promover u obstaculizar su progreso social; incluso se presupone que son capaces de apreciar la influencia de los algoritmos y la publicidad en los medios por los que se propaga la información. Pero el hecho de vivir inmersos en la Red no convierte a los niños y jóvenes en expertos digitales, con el conocimiento o las habilidades necesarios para sacar el máximo partido su experiencia en línea.

Ante esta revelación, el profesor Reuben Loewy pensó que esas carencias podrían paliarse con un plan interdisciplinar de estudios para la era digital en la escuela Secundaria, un plan que fundamentalmente cambiara la manera en que las escuelas abordan las experiencias virtuales de los niños y jóvenes. Éstos no sólo tienen que ser competentes en el uso de la tecnología digital, convertirse en diestros programadores y ser prolíficos lectores de libros electrónicos, necesitan también un conocimiento a fondo sobre los intríngulis del mundo digital.

Después de su revelación, Loewy puso en marcha Living Online Lab. Un programa diseñado originalmente para estudiantes de Secundaria, pero que puede ser adaptado para Primaria, que incluye una docena de módulos con títulos tan sugerentes como: “Privacidad”, “Algoritmo empieza por A”, “Ciberactivismo” o “Ciberpsicología”. En desarrollo se encuentran otros módulos sobre “Cultura remix”, “Gamificación” o “Realidad y realidad virtual”. Living Online Lab puede ser considerado un verdadero manual de uso y supervivencia en la era digital. Por ahora, el proyecto es poco más que un embrión (y, según sus críticos, no es viable ni creíble), pero da una idea de la necesidad de afrontar un cambio en la enseñanza.

Podéis ampliar la información sobre este interesante proyecto a través de su web.

 

Fuente: Bibliotecas 2029.

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario