Los niños y niñas más locuaces son mejores en la escuela

Los niños más locuaces son mejores en la escuela

Los niños y niñas pequeños logran mayores logros académicos cuando demuestran ser más locuaces.

Cuando son más locuaces; en otros términos, cuando mejoran sus habilidades verbales, su expediente también mejora considerablemente. Es la conclusión a la que llega un estudio realizado por investigadores de la Universidad de York. Éstos querían saber por qué los niños de entornos familiares más ricos y mejor educados tienden a mejorar en la escuela.

Los investigadores descubrieron que los niños y niñas de familias de un nivel socioeconómico más alto tenían mejores habilidades lingüísticas en escuela infantil. Y, precisamente, estas habilidades verbales aumentaron su rendimiento académico en etapas posteriores.

En la muestra participaron unos 700 niños y niñas británicos. Se midieron sus habilidades en preescolar con 4 años. Y se realizó un seguimiento de sus resultados académicos en todos los cursos desde Educación Infantil hasta el último curso de Educación Secundaria, con 16 años.

Las diferencias en las habilidades lingüísticas demostraron en un 50% la importancia de los antecedentes familiares en el rendimiento de los niños en el primer año de escuela. Esta brecha de rendimiento se amplió en el transcurso de su educación, según este estudio.

La principal autora del estudio, la profesora Sophie von Stumm, afirma que los resultados muestran que el aprendizaje de un niño en casa, cuando tiene menos de 5 años, es clave para sus opciones de éxito académico posterior.

Los datos también indican que los padres de familias acomodadas tienen más facilidades para ayudar a sus hijos.

Así como para participar con sus hijos en actividades que mejoren sus habilidades verbales. Como, por ejemplo, leerles cuentos antes de dormir e involucrarles en sus conversaciones. Esto hace que se enriquezca su lenguaje.

Anteriormente esta misma investigadora, en otro estudio, ya había estudiado cómo los genes y la familia son los mayores predictores del éxito académico de los niños. Estos hechos vinculados a la situación socioeconómica.

Si bien, siempre será más beneficioso, concluía el estudio, tener unos padres bien formados, y preferiblemente con una buena economía, que la mera genética heredada.

 

Fuente: University of York.

Imagen de Gustavo Fring en Pexels.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.