Consejos para fomentar la alfabetización temprana

Consejos para fomentar la alfabetización temprana

Tres profesionales del sector bibliotecario ofrecen diferentes consejos para fomentar la alfabetización temprana.

Jenna Nemec-Loise de North Shore Country Day School, Elizabeth Schwertfuehrer de Mt. Lebanon Public Library, y Katie Richert de Bloomingdale Public Library son las responsables de esta batería de consejos para promover la alfabetización temprana.

Nemec-Loise, bibliotecaria escolar, apuesta por una buena selección de lecturas de calidad. Pero también por llevar las historias más allá de los libros a través de marionetas, etc. Y considera muy positivo invitar a los profesores a participar en los cuentacuentos de forma activa. Así como desarrollar experiencias con adolescentes. Realizar actividades conjuntas con niños en las primeras edades ha servido como un buen ejemplo lector para los más pequeños. Además, también insiste en la importancia de trasladar a los padres el beneficio de realizar actividades de alfabetización fuera de los contextos más comunes: la escuela y la biblioteca.

El juego como elemento clave en las alfabetización temprana.

Desde la biblioteca pública, Schwertfuehrer apuesta por el juego como clave en las prácticas de alfabetización temprana. El juego simbólico y el juego dramático ayudan al niño a comprender que podemos usar un objeto para representar a otro. De la misma manera las letras representan los sonidos. El juego dramático, además, ayuda con la secuencia. Por citar un par de ejemplos. Schwertfuehrer dispone de toda una batería de juegos para que los niños puedan conocer las letras, aumentar su vocabulario, etc. Además, insiste a los mediadores en la importancia de leer, escribir, hablar, cantar y jugar todos los días. Incluso antes de que comience el aprendizaje formal de la lectura.

Richert, por su parte, nos recuerda la importancia de poner la mirada en las prácticas de otros colegas de profesión. En sus aciertos y sus errores tenemos una gran cantidad de información muy valiosa para diseñar nuestra programación de alfabetización temprana. También insiste en la importancia del juego y de la incorporación de elementos que enriquezcan la experiencias de lectura (títeres, etc.). Y acompaña la sesiones de un material complementario para recordar a los padres y madres sobre la importancia de leer en casa. Y para que los niños refuercen los conocimientos aprendidos en la biblioteca.

Fuente:  Publishers Weekly.

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario