¿Qué pasa después de abrir un libro?

¿Qué pasa después de abrir un libro?

La Biblioteca de la Universidad de Virginia en los EE.UU. ha realizado una infografía sobre lo que pasa después de abrir un libro, en la que se detallan los estímulos de la lectura en el lector y sus beneficios, desde los diez primeros minutos hasta los que se consiguen pasados los años de haber consolidado el hábito lector.

 

La lectura por horas, mejor que por minutos, pero no mejor que por años… Pues bien, compartimos con vosotros esta infografía elaborada por la Biblioteca de la Universidad de Virginia, que arroja unas informaciones muy curiosas y simpáticas sobre lo que pasa después de abrir un libro:

 

Lectura por horas_infografía

 

Desde los primeros diez minutos de lectura se activan nuestros sentidos (el tacto, el olfato, la vista). Además, el lector empieza a sentir que se transporta a un plano diferente. En estos primeros minutos de lectura surgen sensaciones de excitación por el encuentro con una voz narrativa desconocida, desorientación ante términos nuevos, resistencia pasajera a ideas diferentes y, por encima de todo, un aumento de la actividad neuronal.

A los treinta minutos de lectura comienza la inmersión del lector en la lectura. La voz del narrador se aloja en su cabeza, y la lectura que puede provocarle distintos tipos de alucinaciones, visiones fantásticas y teletransportaciones a tiempos y lugares diferentes. Algunos lectores empiezan a escribir notas, subrayan algunas líneas de la historia o añaden marcas de lectura de distinto tipo.

A los primeros sesenta minutos de lectura la inmersión del lector en la historia es total. Los lectores conectan de forma profunda con los personajes y las acciones de la historia, lo cual provoca un impacto directo en sus emociones y en sus sentimientos. La intensidad de la lectura hace que requiera de una mayor atención para su compresión, y se vuelve más pausada y meditada.

Por encima de estos primeros sesenta minutos de lectura, el nivel de adicción a la historia es grande y puede provocar que el lector se distraiga e, incluso, se irrite cuando se ve obligado a dejar la lectura. La necesidad de continuar con la historia es tan grande que se antepone a otras necesidades, incluso básicas, como dormir y comer.

Pasadas horas, días o semanas de lectura de una historia, cuando acaba suele provocar una intensa melancolía. De hecho, algunos lectores vuelven a leer la obra para tratar de recuperar las sensaciones que les produjo esa de la primera lectura, o buscan otros títulos con los que vivir de nuevo esta experiencia mágica, incluso más complejos y desafiantes.

Cuando llevan años leyendo, los lectores todavía sienten los efectos de las lecturas que han realizado. Muchos de ellos se convierten en lectores habituales, atrapados en un ciclo de formación permanente para captar el mayor conocimiento posible, iluminación y curiosidad intelectual.

Y todo esto empieza con sólo diez minutos de lectura al día….

 

Fuente: Comunidad Baratz.

 

Artículos Relacionados

% Comentarios (1)

[…] muy curiosas y simpáticas sobre lo que pasa después de abrir un libro  https://www.elisayuste.com/que-pasa-despues-de-abrir-un-libro/ Fuente: ¿Qué pasa después de abrir un […]

Dejar un comentario