El impacto de la lectura en pantalla en el procesamiento de la información

El impacto de la lectura en pantalla en el procesamiento de la información

Muchas investigaciones estudian las implicaciones de la lectura en pantalla en lo que a comprensión lectora y procesamiento de la información se refiere, y ofrecen una serie de claves para abordar y trabajar la lectura digital.

Según una investigación llevada a cabo por Anne Mangen, de la Universidad de Stavanger, y Don Kuiken, de la Universidad de Alberta, la lectura digital fomenta el «ojeo» de información, por lo que cuando el procesamiento del contenido requiere de un lectura más detallada puede afectar al nivel de compresión lectora.

Su estudio no solamente examinó si la gente leía de manera diferente en formato impreso y en formato digital, sino que también exploró las diferencias que se producían entre la lectura de contenidos de ficción y la lectura de contenidos de no ficción.

Así, Mangen y Kuiken dieron a los sujetos participantes en la investigación un escrito que describía un asesinato que había tenido lugar en un centro comercial, y le dijeron a un grupo que era real y a otro grupo que no era real.

Entre los lectores que pensaban que era un relato de ficción se observaron pocas diferencias entre los que lo leyeron en papel y los que lo leyeron en pantalla. Aunque los lectores digitales se mostraron un poco inseguros de su ubicación en el texto, su comprensión de la narración, su inmersión en la historia y las emociones que generaron en ellos los personajes difirieron muy poco de los resultados de los lectores de la historia en formato impreso.

Sin embargo, entre los lectores que pensaban que estaban leyendo una historia real se observaron diferencias significativas entre la lectura en papel y la lectura en pantalla. Los lectores digitales mostraron menos captación narrativa, menos inmersión y menos emociones que los lectores analógicos.

Los responsables de la investigación sugieren que la lectura digital y la lectura de no ficción fomentan un consumo rápido del contenido. Así, cuando ambas convergen (lectura de no ficción en formato digital) y el procesamiento del contenido requiere de un lectura más detallada puede verse afectado el nivel de compresión lectora.

Estas conclusiones, más que intentar sentar cátedra, aportan nuevas claves sobre las diferencias entre la lectura en pantalla y la lectura en papel, y siguen reforzando la idea de que es necesario desarrollar capacidades especiales para la lectura digital, que permitan realizarla de forma efectiva y eficiente.

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario