El robot ayudante de biblioteca

El robot ayudante de biblioteca

El Institute for de Infocomm Research de Singapur ha diseñado un robot que recorre los pasillos y las estanterías de las bibliotecas para ayudar a los bibliotecarios y bibliotecarias a colocar el fondo.

Los robots han entrado de lleno en las bibliotecas y sus funcionalidades se están extendiendo. Desde que en 2014 Vicent y Nancy llegaron a la biblioteca para enseñar programación a los usuarios han pasado muchas cosas. Incluso, hemos conocido a robots cuentacuentos. Por eso, era cuestión de tiempo que apareciera en escena un robot ayudante de biblioteca que ayudara en una de las tareas más laboriosas de la profesión: la organización y reorganización continua de fondos (y, por tanto, a los usuarios a localizar materiales).

El Institute for de Infocomm Research en Singapur ha desarrollado un asistente robótico que recorre los pasillos y las estanterías de la biblioteca en horario nocturno, escanea el código de barras de cada libro y hace un listado de los libros que no ocupan el lugar que les corresponde. Una vez realizada su tarea, el robot envía este listado al personal bibliotecario para informarlo de los libros descolocados o perdidos, de modo que pueda ordenarlos y reponerlos directamente una vez llegue a su puesto de trabajo por la mañana.

Esta interesante propuesta se suma a otras iniciativas como la del equipo de investigación sobre Realidad Aumentada de la Universidad de Miami que hace tiempo creó ShelvAR, una aplicación que permite detectar los libros desordenados a medida que la cámara del smartphone o la tablet recorre las estanterías. Gracias a las etiquetas que llevan los fondos en sus lomos, esta aplicación señala el lugar que le corresponde a cada uno de los libros desubicados, y facilita su correcta reordenación.

Además, la aplicación también puede generar un registro de todos los libros a medida que son escaneados por la cámara, y permite obtener todo tipo de información sobre ellos, por lo que sirve para detectar un libro que estemos buscando o llevar un control de existencias, de forma sencilla, rápida y eficiente, especialmente si lo combinamos con marcas en estanterías y pasillos.

En este vídeo podéis ver la presentación de la aplicación previa a la oficial, que se realizó en la Conferencia de la Association of College & Research Libraries (ACRL) en 2011, y en este otro vídeo la presentación llevada a cabo en el International Symposium on Mixed and Augmented Reality (ISMAR) en 2013. El director del proyecto Dr. William “Bo” Brinkman también ha dado cuenta del funcionamiento de la aplicación a través de las Google Glass.

 

Fuente: Dosdoce.com.

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario