Una nueva idea para mejorar el rendimiento escolar

Una nueva idea para mejorar el rendimiento escolar

En algunas escuelas rurales en los Estados Unidos la semana escolar se ha reducido a cuatro días. Lo que en un primer momento se planteó como una medida para disminuir los gastos en personal y transporte, ha resultado ser una fórmula que está dando buenos resultados en el rendimiento escolar.

Mark Anderson y Mary Beth Walker, dos investigadores estadounidenses de las universidades de Georgia y Montana, han realizado un estudio para analizar el rendimiento escolar de estudiantes de cuarto y quinto de Primaria con semanas escolares de cuatro días.

Muchos de los colegios estadounidenses que se encuentran en entornos rurales se han visto obligados a tomar ciertas medidas para ahorrar en sus presupuestos. Una de estas medidas es la reducción de la semana escolar a cuatro días. La preocupación por el impacto de esta solución en el rendimiento escolar de los estudiantes ha motivado el desarrollo de esta investigación, que ha demostrado que el desarrollo académico no sólo no se ha visto disminuido sino que se ha incrementado el rendimiento en matemáticas en casi un doce por ciento y en lectura, aunque de forma menos llamativa.

Los responsables de esta investigación han confesado que han sido los primeros sorprendidos ante estos resultados, puesto que esperaban que esta reducción en la jornada escolar repercutiría negativamente en el desarrollo académico de los estudiantes, con menos intervalos de atención y más cortos, y con fines de semanas más largos en los que la probabilidad de olvidar lo aprendido se pensó que iba a ser mucho más alta. Aunque no se ha identificado la razón científica de estos resultados, Walker considera que es posible que los profesores estén desarrollando su labor de una manera más eficiente para alcanzar los mismos objetivos en un menor tiempo.

De cara a un futuro próximo, el propósito es repetir la investigación en zonas urbanas para evaluar si los resultados coinciden. Estos dos investigadores consideran que es posible que las jornadas de cuatro días no funcionen en el contexto de las grandes ciudades, aunque puede que vuelvan a sorprenderse. Además, quieren introducir en su investigación otras variables para determinar la contribución de otros factores como los métodos de enseñanza, los niveles de satisfacción de los profesionales, y los tiempos que se le dedican al estudiante para mejorar sus resultados académicos.

 

Artículos Relacionados

Dejar un comentario