Claves de una lectura atenta para estudiantes

Claves de una lectura atenta para estudiantes

La lectura atenta es una habilidad fundamental para los estudiantes.

En este momento más que nunca antes, además, los textos escritos rodean cualquier acto comunicativo (mensajes, blogs, redes sociales, etc.). Por ello, es especialmente importante educar a niños y jóvenes en la lectura atenta.

Esta práctica metacognitiva permite lograr una comprensión más profunda de los textos, sobre todo de los más complejos. Es un proceso analítico que tiene como objetivo deconstruir los significados superficiales y más profundos de un texto a través de un análisis detallado de su lenguaje.

Los lectores “atentos” prestan atención a las claves de la sintaxis, del léxico y la lingüística. Lo que puede ayudar a descubrir la importación implícita de un texto, más allá de lo que se ve en una primera lectura.

Como habilidad analítica, la lectura atenta, una vez desarrollada, permite a los estudiantes interactuar a fondo con textos complejos en diferentes áreas de contenido.

Algunas de claves para conseguir esta habilidad en ámbitos de estudio.

  1. Leer y releer. Leer detenidamente implica leer un texto varias veces para descubrir diferentes capas de significado.
  2. Anotar. Destacar términos léxicos clave y estructuras gramaticales, e identificar ideas tópicas e información objetiva.
  3. Resumir. Consolidar la comprensión general del texto asegurándose de capturar cada matiz de significado.
  4. Reflexionar. Descubrir cómo las ideas y la información se relacionan entre sí.
  5. Determinar. Identificar la razón por la que se cree que ciertas ideas en el texto son más significativas que otras.

Como vimos la semana pasada hablando de lectura crítica, se puede hacer preguntas a los estudiantes para ayudarles a convertirse en mejores lectores atentos.

Pro un parte, habría que hacerles preguntas basadas en el texto (de qué trata el texto, qué palabras clave y frases usa el autor para señalar el tema, quién habla en el texto, a quién se dirige en el texto, etc.).

Por otra parte, habría que hacer preguntas basadas en los lectores (necesitad de conocimientos previo para comprender el texto, dificultad del texto, opinión sobre el texto, acuerdo o desacuerdo con el autor).

 

Fuente: Educators Technology.

Artículos Relacionados

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.