Educación integral y de calidad para todos en tiempos de pandemia

Educación_integral_y_de_calidad_para_todos_en_tiempos_de_pandemia_blog_EYuste.jpg

La pandemia ha puesto en evidencia la necesidad de una educación integral y de calidad para todos los alumnos.

Las clases online ha sido un recurso lógico ante los confinamientos. Pero las desigualdades y las faltas de enfoque conjunto no siempre garantizan un educación integral de calidad.

Según un informe de la consultora Bett aproximadamente 1,6 mil millones de estudiantes en todo el mundo tuvieron que interrumpir sus clases. Con la necesidad de seguir las clases y hacer las tareas online, las desigualdades salieron aún más a la luz. El impacto de esto podría ser tanto económico como social, y siempre de manera negativa para los más vulnerables.

El Education Development Trust (EdDevTrust) investigado las consecuencias de este giro educativo, así como su impacto.  Los resultados de la crisis actual han demostrado la necesidad de que los proveedores de educación y las escuelas de todo el mundo establezcan un marco cohesivo y preparado para el futuro para el aprendizaje remoto.

Es fundamental garantizar que la educación de emergencia funcione para todos los alumnos, independientemente de su origen. Según señalan en el informe, la presencia del profesor durante el aprendizaje online es clave.

El aprendizaje y la protección a distancia se pueden lograr mediante el establecimiento de un fuerte sentido de presencia del maestro.

No obstante, los profesores necesitan apoyo para hacer esto de manera efectiva. Tanto desde la escuela como desde y los organismos regionales y nacionales. Del mismo modo, el bienestar de los estudiantes y el personal durante tiempos de crisis es una prioridad.

Señalan también cómo los gobiernos deben abordar los impactos negativos de la crisis de COVID-19 en el bienestar de los estudiantes. Para ello es necesario reducir las desigualdades en los ingresos familiares y la pobreza infantil.

Por otra parte, compartir buenas prácticas y desafíos entre la comunidad escolar  es esencial en tiempos de crisis. Aprovechar el apoyo moral, práctico y estratégico entre compañeros y escuelas es invaluable en tiempos de aprendizaje online. Esto permite a las escuelas desarrollar una estrategia sólida a largo plazo que aborde el bienestar de los estudiantes y el personal.

La crisis de COVID-19 ha amplificado la necesidad de que los líderes educativos y los profesionales de la educación reconsideren sus enfoques establecidos desde hace mucho tiempo, arrojando luz sobre las investigaciones preexistentes sobre la eficacia de las prácticas de aprendizaje a distancia.

A medida que la comunidad educativa mundial transforme sus lecciones aprendidas en acciones a largo plazo, será vital promover un organismo de investigación para garantizar un marco verdaderamente holístico y sólido para el aprendizaje a distancia.

Fuente: BettShow

Imagen de Zen Chung en Pexels

Posts Relacionados

Dejar un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.