El dilema de la P de Papel y de Pantalla

El dilema de la P de Papel y de Pantalla

A menudo el dilema que encabeza estas líneas desata una vehemente batalla entre lo impreso y lo digital, en la que los partidarios de una y otra alternativa enarbolan las ventajas de la opción preferida y proclaman a los cuatro vientos las debilidades de la denostada.

En este sobrevolar de trastos de uno al otro lado, en este cruce de puntos fuertes y débiles, en este dilema, se puede ver cómo en muchos casos la lectura en papel y la lectura en pantalla muestran un similar comportamiento en algunos aspectos y, a la postre, comparten una misma finalidad. El lector, en uno y otro caso, busca disfrutar de una historia, deleitarse con las palabras y las imágenes; persigue cierta información que necesita para elaborar un informe académico, profesional, resolver un problema práctico, conocer, comprender, entender algo o entenderse a sí mismo.

Ante un libro impreso, un ebook, una app, un blog, una página web… siempre hay una persona que busca en ellos placer, diversión, preguntas o respuestas, el lector. ¿Tiene sentido seguir planteando el futuro de la lectura desde una pugna continua de soportes? ¿No es hora de mirar más allá y de analizar en mayor profundidad los cambios que se están produciendo en los modos y maneras de leer? Porque las transformaciones que experimenta la lectura afectan tanto al entorno impreso como al digital. Y estos cambios no solamente tienen que ver con el soporte de los materiales de lectura sino que inciden en ellos otros factores ligados directamente a los lectores y al contexto general en el que viven.

La solución no está en destacar de forma reiterada los conflictos sino que pasa por mostrar un mayor interés por conocer los cambios, por establecer relaciones entre el presente y el pasado de cara a entender y estar mejor preparados para afrontar los nuevos caminos abiertos, como expresa José Antonio Cordón en un reciente artículo.

Pongamos pues el foco en los cambios que experimenta la lectura y los lectores, en la calidad y el valor de lo que leemos, en cómo buscar y escoger de forma eficaz, sensata y crítica en el conjunto de la oferta, impresa y digital. El mayor dilema, más bien reto, no es otro que formar lectores competentes, que conocen y se mueven entre todo tipo de textos, acostumbrados a leer en distintos formatos, avezados en surcar diferentes vías y canales, preparados para saltar de uno a otro cuando la lectura lo precise. Lectores capaces de descifrar todo tipo de códigos, de comprender los mensajes que nos transmiten, de enjuiciarlos y ser críticos con ellos.

Lo importante, en definitiva, como reclama Gemma Lluch en un post publicado recientemente, es preguntarnos qué estamos haciendo para promover la lectura y para que todos los ciudadanos, chicos y grandes, puedan acceder a ella de forma igualitaria, de tal manera que la brecha digital no agrande aún más las diferencias en cuanto a competencias y oportunidades entre distintos sectores de la población.

Por todo ello, os invitamos a participar de este “entretenimiento”, un guiño que básicamente persigue llamar la atención sobre el estéril enfrentamiento entre lo impreso y lo digital para centrar la atención sobre la lectura en todas sus manifestaciones, atendiendo a todas sus funcionalidades y contemplando todas sus formas. Nuestro propósito, conseguir vuestra complicidad y enfatizar los elementos comunes entre la lectura en papel y la lectura en pantalla, apostar por la plena complementariedad entre ambas y destacar, en uno y otro caso, la figura del lector.

Así que, si dudáis entre el papel y la pantalla;

adelante, resolved el dilema

Luis Miguel Cencerrado Malmierca y Elisa Yuste Tuero

 

 

% Comentarios (2)

[…] de la opción preferida y proclaman a los cuatro vientos las debilidades de la denostada. Un dilema que es necesario superar para poder enfocar el interés en conocer los cambios, en establecer […]

Excelente artículo y me ha gustado realizar el entretenimiento. Soy de la opinión que todos los soportes son válidos y mi decisión de usar uno u otro se relaciona con la experiencia que desee tener y los objetivos que se tengan. Lo importante es leer y disfrutarlo.

Dejar un comentario