Inauguramos el año hablando de los Charleston Briefings, una serie de publicaciones que giran en torno a trending topics para profesionales de la información. Entre los diferentes temas que aborda su catálogo encontramos la lectura en la era digital.

Son varios los trending topics del sector de la información pero, sin duda, la lectura es un tema nuclear. Por ello, nos hacemos eco de la publicación Reading in a Digital Age (en español, La lectura en una era digital) de David M. Durant. Esta contenida publicación aborda aspectos clave de la lectura en el momento actual.

Durant parte del “dramático” cambio que ha sufrido la práctica de la lectura en los últimos años. Y de las controversias que ha suscitado y suscita la lectura digital. Y, a continuación, realiza un recorrido por algunos aspectos clave de la práctica de la lectura hoy.

Su reflexión se inicia con una referencia a la neuroplasticidad y a la práctica de la lectura lineal versus la lectura tabular. A continuación, Durant habla de las particularidades de la lectura en papel y de la lectura en soporte digital. Y recoge los resultados de diferentes investigaciones en relación con estas dos prácticas, así como la opinión de los lectores. Finalmente, hace una alusión a la realidad del sector editorial.

Una vez repasados estos aspectos, Durant ofrece una serie de reflexiones que resumo a continuación:

En la era digital, los lectores necesitamos aprender a leer en papel y en digital. Necesitamos desarrollar un “bi-­literate brain”, es decir, un cerebro que responda de forma efectiva tanto a la práctica de la lectura en papel como en digital. Y refuerza esta idea reproduciendo una reflexión de la experta Maryanne Wolf para un artículo en el Washington Post:

“We can’t turn back. . . . We should be simultaneously reading to children from books, giving them print, helping them learn this slower mode, and at the same time steadily increasing their immersion into the technological, digital age. It’s both.”

[“No podemos dar marcha atrás. . . . Deberíamos leerle a los niños libros en papel y ayudarlos a aprender a leer de forma lenta y atenta. Y, de forma simultánea, aumentar constantemente su inmersión en la era tecnológica y digital. Hay que hacer ambas cosas.”]

Podéis acceder al contenido completo a través de este enlace.

 

0 Comentarios
Deja un comentario
Tu correo electrónico no será publicado.