Escuchar una historia, además de contribuir a la adquisición de vocabulario, afecta muy positivamente a las capacidades y a los niveles de comprensión lectores. De ahí que, los audiolibros sean una herramienta de interés en el aprendizaje y desarrollo de la lectura. Una afirmación que, una vez más, ha sido corroborada por una investigación realizada por Tales2Go.

Tales2Go es una plataforma que ofrece un servicio de acceso a audiolibros, concebido con el objetivo de mejorar la alfabetización. Su fundadores, ex-educadores y empresarios comprometidos con la educación, creen que cualquier estudiante puede alcanzar el éxito académico simplemente con verse expuesto a la repetición de palabras habladas. Contar con un vocabulario amplio es un aspecto clave para el dominio de la lectura, por esta razón Tales2Go ofrece a sus usuarios cinco mil marcas de audiolibros de las principales editoriales, que se pueden escuchar a través de cualquier dispositivo móvil u ordenador.

Para comprobar el efecto de los audiolibros en los lectores, Tales2Go ha realizado un estudio con estudiantes de segundo y tercer grado (7-9 años) basado en el seguimiento a un grupo de control que, durante diez semanas, participó en sesiones de escucha de sus audiolibros de veinte minutos tres veces a la semana en la escuela, y en sesiones adicionales de veinte minutos realizadas en casa dos veces a la semana. A continuación, resumimos los resultados más significativos.

Según el citado estudio, los participantes mejoraron sus logros de lectura en un treinta y tres por ciento en tan solo diez semanas, adelantándose en tres meses al resto de estudiantes del centro. Su nivel de comprensión lectora se triplicó, la adquisición de vocabulario se multiplicó por siete, y su motivación e interés por la lectura por cuatro. Unos resultados que se suman a otros datos ya expuestos en este blog, y que daban cuenta de cómo los audiolibros pueden mejorar la precisión lectora en un cincuenta y dos por ciento y aumentar la comprensión lectora en un setenta y seis por ciento.

Estos resultados tienen un interés especial para los mediadores (profesores, bibliotecarios…), pero también pueden ser de gran utilidad para aquellos padres y madres que buscan una manera de mantener las habilidades de lectura de sus hijos, por ejemplo, durante el próximo parón de los meses de verano, y que fácilmente pueden cambiar la radio por un audiolibro mientras están realizando un viaje en familia. por citar ejemplo.

Y para los que se animen, recomendamos la iniciativa megustaescuchar.com, de Penguin Random House, y el catálogo de audiolibros de Seebook.

 

0 Comentarios
Deja un comentario
Tu correo electrónico no será publicado.