Las habilidades STEM se plantean como necesarias para el desenvolvimiento de las generaciones futuras.

STEM es el acrónimo de Science, Technology, Engineering y Mathematics (Ciencia, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas). El término fue acuñado por la National Science Foundation (NSF) en los años 90. Y sirve para agrupar las cuatro grandes áreas de conocimiento en las que trabajan científicos e ingenieros.

El concepto “Educación STEM” (STEM Education) se ha desarrollado como una nueva manera de enseñar conjuntamente esta disciplinas. Eso sí, de manera integrada (en lugar de como áreas de conocimiento compartimentadas). Y con un planeamiento práctico enfocado en la resolución de problemas tecnológicos (+ info).

Hablar de STEM (STEAM, si se incluye la A de Arts; es decir, si se integra la vertiente artística) es hablar del día a día. Pero también es hablar de futuro, especialmente en un momento de incertidumbre como el que afrontamos. Por ello, son cada vez más los que integran este tipo de formación en sus sistemas educativos.

Estos días ha visto la luz un informe del Joan Ganz Cooney Center donde se subraya la importancia de la educación STEM desde las primeras edades (STEM starts early). Y se apunta el papel que las bibliotecas pueden jugar en este sentido, teniendo presente que las familias y muchos profesionales de la docencia pueden no tener la formación necesaria para llevarla a cabo.

Las bibliotecas se están convirtiendo en espacios de apoyo y de desarrollo de la educación STEM.

La idea está muy alineada con el papel que las bibliotecas han venido desarrollando en la alfabetización informacional y la alfabetización digital de la sociedad. Además, realizado, por lo general, a través de una metodología lúdica. E, incluso, en familia. Por lo que, los responsables de este informe consideran que los servicios bibliotecarios pueden convertirse en puntos de apoyo para este tipo de educación.

La revolución tecnológica ha provocado que las habilidades STEM sean necesarias para el desenvolvimiento del individuo. Y su aprendizaje y desarrollo se hace necesario para apoyar la alfabetización de los niños, especialmente receptivos a la adquisición de estas destrezas en las primeras edades. Y ya son varias las bibliotecas que se han subido al carro del STEM.

Podéis descargar el informe completo en este enlace.

Fuente: School Library Journal.

 

0 Comentarios
Deja un comentario
Tu correo electrónico no será publicado.