La Realidad Aumentada es una de las tecnologías que más expectativas de futuro viene generando desde hace tiempo. La posibilidad de vivir experiencias analógicas compartidas con la tecnología de forma integrada es muy sugerente. Pero también es práctica. Por eso volvemos a hacer una nueva apuesta por su aplicación en entornos culturales y educativos.

Muchos somos los que llevamos tiempo interesándonos por esta tecnología en relación con los entornos culturales y educativos. Si bien, su desarrollo todavía dista mucho de estar en un estadio avanzado. Especialmente cuando el usuario de a pie intenta apropiarse de ella y aplicarla a su entorno inmediato.

Este hecho no debería alejarnos de ella. Muy al contrario, es interesante familiarizarse con todo tipo de tecnologías desde el principio para entender bien sus mecanismos e ir visualizando las posibles utilidades que pueden ofrecernos a cada uno de nosotros.

Con este objetivo viene desarrollándose desde 2014 el curso “Realidad Aumentada en el entorno bibliotecario”, que en unos días dará el pistoletazo de salida a su octava edición. Una acción formativa concebida con el objetivo de mostrar a los profesionales de las bibliotecas el potencial de la Realidad Aumentada en sus espacios de trabajo.

A lo largo de estos años son muchos los bibliotecarios, archiveros, profesores y curiosos que se han interesado por este curso. No siempre tenemos tiempo para reflexionar sobre el impacto de las nuevas tecnologías en nuestras vidas personales y profesionales. Tampoco solemos encontrar ratos muertos para trastear con las herramientas 2.0 a nuestra disposición. Y este tipo de propuestas constituyen una oportunidad de hacerlo.

Nueva edición del curso “Realidad Aumentada en el entorno bibliotecario”.

Por ello, os invitamos a sumaros a esta iniciativa. Como avanzábamos, comenzará el próximo mes; en concreto, el día 16 de noviembre. Y a lo largo de cuatro semanas profundizará en el concepto de Realidad Aumentada. Y se analizarán sus diferentes utilidades en entornos bibliotecarios, educativos y culturales.

El objetivo no es otro que ver cómo puede ayudar a los profesionales de estos servicios a “aumentar” la accesibilidad, la oferta de productos y actividades. Y, como no, su visibilidad. Y ofrecer ejemplos que ilustren las posibilidades que ofrece esta tecnología para impulsar su difusión desde la práctica.

Podéis encontrar más información en este enlace.

 

0 Comentarios
Deja un comentario
Tu correo electrónico no será publicado.