Este fin de semana se ha presentado en la Capilla del Oidor de Alcalá de Henares el Premio Cervantes Chico, un galardón en el que el fomento de la lectura tiene un gran peso.

Creación literaria y fomento de la lectura son dos temas complementarios que muchas veces llevan caminos dispares. Y los reconocimientos a la producción editorial de calidad y a las buenas prácticas en promoción de la lectura suelen ser independientes. Por ello, nos apetecía resaltar el planteamiento del Premio Cervantes Chico. Un galardón que distingue a un escritor o escritora de lengua castellana cuya trayectoria creadora ha destacado en el campo de la literatura infantil y juvenil. Pero en el que, además de los méritos literarios, se tienen en cuenta otros criterios. Desde la popularidad a la utilización de la obra del autor como recurso educativo y didáctico. En otras palabras, un reconocimiento en el que el fomento de la lectura tiene un gran peso.

Este año el ganador del Premio Cervantes Chico ha sido el escritor de Literatura Infantil y Juvenil Gonzalo Moure Trénor, un referente privilegiado en el panorama actual. En la producción de este autor destaca su variada capacidad creadora en la temática de sus escritos. Pero, además, Gonzalo es una persona que realiza una importante labor en el fomento de la lectura. Este hecho posibilita una fuerte conexión y cercanía con los lectores más jóvenes. Por otra parte, sobresale su gran empeño en llevar la cultura, los libros y la lectura allá donde no hay posibilidad. Por ello, su compromiso social con los más desfavorecidos.

 

El Premio incluye además varios reconocimientos especiales, que enunciamos a continuación:

Padre / Madre Cervantes Chico: Madres del Club de la Biblioteca del CEIP Juan de Austria

Por su incansable fomento de la lectura desde el año 2010 y por fomentar el valor de la cultura y el respeto a la diferencia. Un grupo que ha conseguido, además, involucrar al resto de padres, con ayuda del profesorado, en la tarea de animación de la lectura. Un objetivo logrado gracias a la organización de encuentros con autores, sesiones de cuentacuentos, cursos de narración o semanas culturales.

Maestro Cervantes Chico: Francisco José Milán Pilo, del CC Sta. Mª de la Providencia

Por su inestimable prestación del hábito de la lectura entre sus escolares. Y por el trabajo realizado durante los últimos años en la biblioteca del centro. Un trabajo a través del cual ha inculcado el interés por la biblioteca al alumnado más joven. Y en el marco del cual ha creado grupos de alumnos bibliotecarios voluntarios. Una trayectoria en la que, además, destaca sus búsqueda  de nuevas formas innovadoras para acercar a sus alumnos al mundo de la lectura.

Alumno Cervantes Chico:  Cristina Prieto Augusto, del CEIP Reyes Católicos

Por sus valores de respeto, de colaboración y de solidaridad. Por haber demostrado ser un gran apoyo. Una persona siempre dispuesta para ayudar a sus hermanos, familia y compañeros, que ha solventado las dificultades a través del trabajo personal. Una alumna que destaca también por su gran fuerza de voluntad para aprender constantemente.

 

El Premio Cervantes Chico celebra este año su XXI edición. Es un galardón consolidado que pone de relevancia la importancia que tiene la literatura infantil y juvenil en nuestro tiempo. También constituye uno de los premios más prestigiosos del sector. Por ello, nos alegra que en su planteamiento el fomento de la lectura tenga un gran peso. La entrega de premios tendrá lugar el próximo 18 de octubre.

 

Fuente: La Luna de Alcalá.

 

0 Comentarios
Deja un comentario
Tu correo electrónico no será publicado.