Un estudio llevado a cabo por Scholastic ofrece datos de interés sobre la práctica de la lectura en niños y jóvenes de seis a diecisiete años, y destaca su predilección por las historias de risa.

 

Lo hemos comentado en varias ocasiones, la lectura distrae, entretiene, cultiva, sana… Ahora bien, ¿qué es lo que más valora el lector infantil y juvenil? Según un informe de Scholastic en torno a la práctica de la lectura en niños y jóvenes de seis a diecisiete años: el disfrute. A mediados de diciembre, se difundió una infografía con un avance de los resultados; ahora que ya está disponible el informe completo, repasemos los datos.

  • El porcentaje de niños y jóvenes que leen para divertirse supera el 70%; son además lectores frecuentes y conscientes de la importancia que esto tiene. Aún así, en nuestros días, la lectura compite cada vez más con otras actividades de ocio, que en muchos casos la eclipsan (algo muy relacionado con la edad y las habilidades del lector).
  • Los aspectos que más influyen en la consolidación de los hábitos de lectura de niños y jóvenes son: el disfrute en la práctica de la lectura, y un entorno familiar lector en el , además, que se desarrolle la consciencia de la importancia del acto de lectura. Entre los seis y los once años destaca también la influencia de la lectura en voz alta, y entre los doce y los diecisiete la selección personal de la lectura al tiempo que la implicación de los padres en los hábitos de lectura, entre otros aspectos.
  • A los niños y jóvenes les gusta elegir sus lecturas (91%), y por encima de todo e independientemente de su edad, buscan historias que provoquen su risa (70%). De hecho, un alto porcentaje de estos lectores (73%), afirma que leería más si encontrase más libros que le gustasen. Este porcentaje también es muy alto (66%) entre los lectores ocasionales.
  • La cifras de lectores digitales entre el público infantil y juvenil van en aumento en las distintas franjas de edad (aunque muchos lectores encuentran en las pantallas otros atractivos más allá de la lectura y, en general, estos lectores muestran predilección por el formato impreso). De un 25% de 2010 a un 61% en 2014.

De todos estos datos y del resto que podéis encontrar en el informe completo, nos quedamos con el que da título a este post: la risa es clave en el acto de la lectura, quizá por eso leer por placer es bueno para la salud y mejora la autoestima.

 

0 Comentarios
Deja un comentario
Tu correo electrónico no será publicado.