Escuchar una y otra vez la misma historia en las primeras edades lectoras tiene múltiples beneficios.

Escuchar una historia una y otra vez es positivo en la infancia. No es la primera vez que lo comentamos. En este blog hemos compartido estudios que lo demuestran. Los niños aprenden más palabras nuevas si se les leen los mismos cuentos en repetidas ocasiones que si se les leen cuentos diferentes, aunque contengan el mismo vocabulario.

Por ello, no debemos huir de las propuestas de relectura por parte de los más pequeños. Lo que también está constatado es que disfrutar de los actos de lectura compartida es clave para promover el gusto por la lectura. Y si repetir una historia nos hastía, debemos recurrir fórmulas alternativas. Sin duda, será mejor que contar de nuevo una historia sin motivación alguna.

Por ello, compartimos la propuesta de Francisca Goldsmith de abrir la puerta a los audiolibros en este tipo de situaciones. La oferta de contenidos está creciendo en nuestro país. Lo que significa que podremos encontrar muchos títulos que sean del gusto de nuestros pequeños. Y recurrir a ellos cuando estemos un poco cansados de repetir la misma historia una y otra vez.

Recordemos que los audiolibros contribuyen a la adquisición de vocabulario. Algo que está en consonancia con el hecho de que un 85% por ciento de lo que aprendemos, lo aprendemos por el oído. Además, los audiolibros afectan muy positivamente a las capacidades y a los niveles de comprensión lectores. Datos a los que se suma el componente motivacional. Por ello, pueden ser una herramienta de interés en el aprendizaje y desarrollo de la lectura.

Si sentís que habéis leído demasiadas veces una historia, no dudéis en buscarla en formato audiolibro para que vuestros pequeños sigan disfrutándola mientras os tomáis un respiro.

 

Fuente: No Shelf Required.

 

0 Comentarios
Deja un comentario
Tu correo electrónico no será publicado.