Un informe confirma el potencial de los audiolibros para desarrollar habilidades básicas de comunicación. En especial, entre los estudiantes de una segunda lengua extrajera.

En países de habla inglesa los audiolibros se utilizan desde hace mucho tiempo para desarrollar habilidades básicas de comunicación. Especialmente, para apoyar la adquisición de nuevos idiomas por parte de los estudiantes inmigrantes. El actual auge de los audiolibros está motivando que su uso en la enseñanza del inglés como segunda lengua en otros países se esté comenzando a afianzar.

La habilidad de escuchar es clave para conseguir una comunicación efectiva. Y también para lograr un buen rendimiento académico entre los estudiantes. Es, además, una habilidad altamente integradora porque, generalmente, es la primera habilidad que desarrollan los estudiantes. Así, se ha significado como un componente esencial en el proceso de adquisición de una segunda lengua. Y se le otorga un papel fundamental en el desarrollo de habilidades lingüísticas entre los alumnos de una lengua extranjera.

La razón es que los beneficios de escuchar en el proceso de adquisición de una lengua extranjera van más allá de la adquisición de significado de los sonidos. La escucha implica también detectar, comprender y transmitir información. Y permite comprender el mundo y crear relaciones sociales entre los humanos. A pesar de este hecho, y de que es una de las habilidades que plantean más retos a los estudiantes, su desarrollo no siempre se ha tenido en cuenta.

Ahora, gracias al actual auge del mercado de los audiolibros estos hechos están cambiando. Cada vez son más las instituciones que se plantean el uso de este tipo de materiales de lectura en los procesos de enseñanza-aprendizaje de una sengunda lengua. Además, hay informes que subrayan su potencial y que ponen de manifiesto los beneficios derivados de su uso.

 

Fuente: No Shelf Required.

 

0 Comentarios
Deja un comentario
Tu correo electrónico no será publicado.