La red social Facebook acaba de poner en marcha un espacio específico para padres y madres. El objetivo es enseñarles el funcionamiento de la herramienta para que sean capaces de ayudar a sus hijos a permanecer seguros dentro de la plataforma.

El Portal para Padres está incluido dentro del Centro de Seguridad de Facebook. En él se recopilan distintos contenidos que pueden ayudar a padres y madres a gestionar su experiencia en la plataforma. Así como consejos para hablar con sus hijos acerca de la seguridad en Internet. Y asesoramiento profesional en materia de seguridad en Internet.

 

 

Una herramienta que puede ser de utilidad tanto para padres y madres como para los propios usuarios jóvenes, incluso, niños. El mínimo legal para tener una cuenta en una red social en España se sitúa en 14 años. Pero son muchos los que disponen de perfiles en redes en edades más tempranas.

Como complemento, a continuación recogemos algunos consejos en relación con niños, jóvenes y redes sociales.

Habla e interactúa con ellos cuanto antes

De igual forma que sientan las bases para el diálogo y la conversación con los hijos sobre otros temas, también se debe hacer para hablar sobre el uso de internet. Es recomendable hablar sobre la Red con los menores incluso antes de que empiecen a usar las redes sociales. Así se sentarán las bases para conversaciones futuras. También es recomendable interactuar con ellos en Internet cuando comienzan a usar las redes sociales: añadirles como amigos cuando se unen a Facebook… Cuanto más se espere, más complicado resultará.

Identifica y aprovecha los momentos clave

Por ejemplo, cuando disponen de su primer teléfono móvil es recomendable establecer una serie de normas básicas de uso. Cuando cumplen los 14 años y, por tanto, tienen ya la edad mínima para unirse a Facebook y otras redes sociales, es un buen momento para hablar de compartir contenido de forma segura. Por otra parte, cuando los jóvenes consiguen el permiso de conducir es el momento idóneo para recordarles la importancia de no usar el móvil mientras conducen, etc.

Establece reglas y límites

Igual que se enseña a los menores a esperar a que el semáforo se ponga en verde y a mirar antes de cruzar, hemos de enseñarles a comportarse en Internet (tu libertad termina donde empieza la del otro, no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti…). Además hay que enseñarlos a pensar antes de compartir contenido en Internet. Y hacerlos conscientes de las implicaciones que puede tener. Pero, por supuesto, predicando con el ejemplo. Si se establecen restricciones de uso de la Red en casa, todos los miembros de la familia deben respetarlas.

Ten confianza en ti mismo

Normalmente, se pueden emplear los mismos métodos que se utilicen para educar en otros ámbitos para hablar sobre  actividades en red. Puede que lo único que necesiten sea conocer las reglas básicas. Pero se puede recurrir a acuerdos firmados u otras fórmulas. Además, si no se sabe cómo van las redes sociales, pídele a tus hijos que te enseñen. Les encantará hacerlo y servirá como excusa para abordar diferentes temas. Por ejemplo, se podrá hablar sobre temas de seguridad y privacidad, mientras se configura la propia privacidad.

Esta lista es solo un comienzo y puede no ajustarse del todo a las necesidades de tu familia, ¿quieres compartir tus claves o inquietudes?

 

0 Comentarios
Deja un comentario
Tu correo electrónico no será publicado.