La red de bibliotecas de Frankfurt trabaja desde 2015 la alfabetización mediática de niños y jóvenes en asociación con varias bibliotecas escolares. Hoy presentamos su proyecto.

La alfabetización mediática se refiere al empleo de las habilidades de alfabetización a los mensajes de los medios de comunicación y la tecnología. Es una competencia fundamental y bibliotecas y escuelas pueden contribuir muy positivamente a su desarrollo. Por eso compartimos la experiencia #iPÄD de las bibliotecas de Frankfurt, un acercamiento pedagógico al trabajo con tablets y apps.

Su planteamiento surge, por una parte, por su convicción de que los dispositivos y los contenidos digitales son elementos de atracción del público infantil y juvenil. Pero también porque tienen muy presente su responsabilidad como espacios de educación no formal para los lectores del siglo XXI. Y se consideran socios estratégicos para las instituciones de educación formal; es decir, los colegios. Además de querer contribuir para subsanar la brecha digital entre sus usuarios.

Aspectos clave del trabajo con tablets y apps en bibliotecas.

Uno de los aspectos centrales de su proyecto es que trabajan en torno a diferentes conceptos creativos con un enfoque pedagógico-didáctico. Muchos de estos conceptos, además, combinan los contenidos digitales con libros y con espacios físicos de la biblioteca. Y los mantienen continuamente actualizados.

Otro aspecto clave es que desarrollan actividades con niños desde los 2 hasta los 16 años. Desde búsquedas del tesoro digitales dentro de la biblioteca a filmación de booktráileres, composición de audio-imágenes, dibujo digital de pósters de personajes de libros, producción de películas de animación, creación de audiolibros digitales, etc.

El objetivo principal es promover la diversión a través del uso creativo de dispositivos digitales. Para lo cual, gran parte de las apps con las que trabajan facilitan al usuario la creación de contenido propio.

El programa tiene una amplia cobertura. En él participan todas las bibliotecas públicas de Frankfurt y trece bibliotecas escolares asociadas. Entre enero y octubre de este año han desarrollado ciento cuarenta actividades en las que han participado 2250 usuarios. Y eso que sólo cuentan con cincuenta y seis iPads para todos. Además, han desarrollado sesiones y seminarios de capacitación para bibliotecarios y maestros. Una actividad intensa que realizan y analizan de forma continuada para mejorar resultados.

 

0 Comentarios
Deja un comentario
Tu correo electrónico no será publicado.