La experta Sara DeWitt desafía a los mediadores a revisar sus miedos en relación con el uso de dispositivos digitales en la infancia.

La mayoría de los adultos hacemos un uso continuado de nuestros dispositivos digitales. Y los vemos sumamente necesarios en nuestro día a día. Sin embargo, cuando pensamos en nuestros niños nos surgen diferentes miedos. Entre ellos, los más comunes son: que motivan actitudes pasivas en los niños, los distraen de sus obligaciones académicas y los alejan de su vida analógica.

DeWitt desafía esta actitud cambiando el enfoque de estos miedos. Y se imagina un futuro en el que la imagen de un niño con un teléfono parezca excitante, en lugar de inquietante. Está comprobado que los teléfonos, las tabletas… pueden activar a los niños. No sólo eso. Además, pueden darnos una muy valiosa información sobre su aprendizaje cognitivo que ayude a predecir su desempeño académico y permita desarrollar dinámicas personalizadas. Y lo que es más importante para DeWitt, está demostrado que tienen potencial para motivar más comunicación en entornos analógicos.

La tecnología es, como hemos insistido varias veces, sólo una herramienta. En el uso que se haga de ella será donde encontremos beneficios o no. Por supuesto, no todo el contenido digital para niños es adecuado y recomendable. Pero para localizar contenido de calidad tenemos herramientas como AppTK.es, que pueden ayudarnos de forma efectiva. También hay que buscar el equilibrio con el resto de cosas que los chicos tienen que hacer para crecer y aprender. Pero hemos de tener muy presente que los niños han nacido en un mundo lleno de pantallas. Que viven en el mismo mundo en el que los adultos consultamos nuestro teléfono de forma recurrente. Y hay que enseñarlos a usar esta tecnología desde las primeras edades. Sólo así conseguiremos un impacto positivo y su potencial se hará realidad.

Podéis ver su charla TED a través de este enlace.

 

Imagen cortesía de Pixabay.

 

0 Comentarios
Deja un comentario
Tu correo electrónico no será publicado.